• (+34) 952 80 81 00
  • Avda de Andalucía, 2 y 4 Estepona (Málaga)

Ácido Hialurónico

Rellenos con Ácido Hialurónico

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en nuestro organismo. Se encarga de mantener la hidratación de nuestra piel y de estimular las producciones de colágeno y elastina encargadas de mantener la piel tersa y nutrida. Con el paso del tiempo, la producción de este componente esencial va disminuyendo y como consecuencia comienza el proceso de envejecimiento de la piel.
Al ser una sustancia ya presente en nuestro propio organismo, los tratamientos con ácido hialurónico no alteran las características naturales de la piel y son biocompatibles al cien por cien por lo que se han convertido en los aliados perfectos contra el envejecimiento.
Existen diferentes tipos de ácido hialurónico y, en función de su densidad, se aplican para dar solución a las diferentes necesidades del paciente. Está indicado para tratar desde líneas de expresión suaves hasta depresiones profundas como surcos nasogenianos o líneas de marioneta.

APLICACIÓN:

El procedimiento es sencillo. El ácido hialurónico se inyecta en la zona a tratar a través de agujas muy finas. La duración del tratamiento suele oscilar entre 30 minutos y una hora y, dependiendo de la zona, se realiza con anestesia local para evitar al paciente posibles molestias. No es necesario ningún periodo de recuperación por lo que el paciente puede realizar vida normal tras finalizar el procedimiento.
El resultado va a depender en gran medida del rigor del especialista, de la calidad de producto utilizado, y del metabolismo del paciente por lo que es esencial ponerse en manos de profesionales homologados que cuenten con los conocimientos y la experiencia necesarios para garantizar al paciente un tratamiento seguro.

DURACIÓN:

La duración del ácido hialurónico inyectado puede variar entre los 4 y 18 meses posteriores al tratamiento.

El tiempo que tarde el organismo en reabsorberlo va a depender del tipo de producto utilizado, de la zona tratada, de la edad del paciente y de su tipo de piel entre otros factores.
Normalmente, se programa con el especialista un seguimiento y, si el paciente quiere prolongar los efectos del tratamiento, se continúa con sesiones de mantenimiento.

BENEFICIOS:

  • La piel se rehidrata.
  • Las arrugas y surcos se atenúan y suavizan consiguiendo rejuvenecer la zona tratada.
  • Se recupera el volumen natural en ciertas zonas que con el tiempo se ha perdido o se generan volúmenes nuevos en zonas como labios, pómulos o nariz.
  • Aumenta la elasticidad de la piel.
  • Impulsa la creación de colágeno.
  • Frena la flacidez.
Pide cita

Pide cita sin compromiso

Llámanos al



+34 952 80 81 00

O solicita cita online